Aller à…

Indiscipline !

Savoirs, nature, cultures et alternatives sociales

Indiscipline ! sur LinkedInFlux RSS

Activités

Share
  • Joan Gui­ma­ray a publié une note il y a 2 ans et 11 mois

    FAKTOR ELEKTRÓNIKO

    Escribe Joan Gui­ma­ray*

    El país está peli­gro. En peli­gro está el país. El retor­no del leviatán ame­na­za de nue­vo al Perú. El regre­so de épo­cas som­brías nos ate­mo­ri­za otra vez a los per­ua­nos decentes. La coyun­tu­ra elec­to­ral nos inquie­ta nue­va­mente. En tres perío­dos de gobier­no no pudi­mos sacu­dir­nos de la infame malatía. En tres lus­tros de admi­nis­tra­ción no supi­mos enter­rar la infec­ción de la últi­ma déca­da del pasa­do mile­nio. La incom­pe­ten­cia de nues­tros gober­nantes ha vuel­to a resu­ci­tar con más fuer­za el car­ci­no­ma de los años noven­ta. La mito­manía con mez­cla de oli­go­fre­nia de uno, la clep­to­manía con rau­dales de dema­go­gia del otro y la trai­ción con alta dosis de pusi­la­ni­mi­dad e inca­pa­ci­dad del ter­ce­ro, nos han vuel­to a colo­car en la cor­ni­sa de estas elec­ciones.
    Y, resul­ta que aho­ra, como en los años noven­ta, ha que­da­do demo­stra­da la impar­cia­li­dad del Jura­do Nacio­nal de Elec­ciones, el órga­no elec­to­ral enca­be­za­do por un per­so­naje tor­ci­do que no tiene escrú­pu­los para per­se­guir a sus ene­mi­gos y que es capaz de dis­fru­tar de viajes paga­dos por los jus­ti­ciables, ha confir­ma­do que la ley es para los can­di­da­tos de su anti­patía, y no así para quienes gozan de su sim­patía. Desde lue­go, no ha que­da­do sino evi­dente, que en el desem­bar­co de Acuña, a pesar de su fatal desa­ti­no de entre­ga de dine­ro en Cho­si­ca, lo que se per­ci­bió fue un abyec­to tufillo de dis­cri­mi­na­ción. Y, en el caso de Guzmán, la inter­rup­ción de su can­di­da­tu­ra por asun­tos de trá­mites admi­nis­tra­ti­vos, fue una medi­da evi­den­te­mente incons­ti­tu­cio­nal para favo­re­cer a los can­di­da­tos de su sim­patía, y que aho­ra ha que­da­do cla­ra­mente demo­stra­do con esa ver­gon­zo­sa deci­sión toma­da para no apli­car el rigor de la mis­ma ley a Kei­ko Fuji­mo­ri, pese a que la can­di­da­ta del lado enfer­mo del país, la repre­sen­tante del sec­tor anti­de­mo­crá­ti­co de la nación, la cabe­za de la parte inmo­ral y conve­ni­da del Perú, incur­rió en la mis­ma cau­sal de infrac­ción que el ex can­di­da­to Acuña. De modo que, no tomar en cuen­ta con un poco de lógi­ca, con algo de cri­te­rio y un tan­to de éti­ca, los sobres con dine­ro que entre­ga­ban los sim­pa­ti­zantes de ‘Fuer­za popu­lar’ a los posibles elec­tores y en pre­sen­cia de la pro­pia Kan­di­da­ta, ya reve­la níti­da­mente la cata­du­ra moral de los miem­bros del jura­do elec­to­ral, pues­to que son ellos, los úni­cos que ‘no tie­nen idea ni saben’ a quién le favo­re­cería esa dádi­va.
    Aho­ra, que nadie diga que se equi­vo­ca­ron o se confun­die­ron. Pues no. Todos ellos son abo­ga­dos. Dos de los cuales son magis­tra­dos: ver­sa­dos en leyes, nor­mas y regla­men­tos. Hombres menos falibles que los ciu­da­da­nos comunes. Por tan­to, si sus deci­siones son incor­rec­tas, iló­gi­cas y aten­ta­to­rias al esta­do de dere­cho, no existe otra respues­ta que no sea sino, o son irre­me­dia­ble­mente oli­go­fré­ni­cos o impú­di­ca­mente bri­bones. En ambos casos, están des­le­gi­ti­ma­dos para ejer­cer el car­go que osten­tan como miem­bros de una ins­ti­tu­ción que debió rea­li­zar impe­ca­ble­mente estas jus­tas elec­to­rales del domin­go 10 de abril.
    Por eso, en estas condi­ciones, el voto elec­tró­ni­co en trein­ta dis­tri­tos de Lima, no sólo resul­ta dema­sia­do mali­cio­so y exce­si­va­mente sos­pe­cho­so, sino además, obli­ga a dudar anti­ci­pa­da­mente de la pul­cri­tud de los resul­ta­dos y exige des­con­fiar de la impar­cia­li­dad de los órga­nos eje­cu­tores. Cla­ro está que el fun­cio­na­rio de la Ofi­ci­na Nacio­nal de Pro­ce­sos Elec­to­rales, dice que ‘todo está bien’, que el sis­te­ma elec­tró­ni­co está ‘per­fec­to’, y que los ciu­da­da­nos no deben de preo­cu­parse, pues­to que el Jura­do Nacio­nal de Elec­ciones ha super­vi­sa­do todo el diseño del soft­ware. Eso quiere decir, que el ente elec­to­ral que a todas luces ha demo­stra­do su más hor­ro­ro­sa par­cia­li­dad, favo­re­cien­do a unos can­di­da­tos y des­ca­li­fi­can­do a otros, ha super­vi­sa­do con ‘impar­cia­li­dad’ la ela­bo­ra­ción del soft­ware que ha de usarse en los trein­ta dis­tri­tos de Lima. Entonces, es impo­sible creer que no exis­tan fun­da­das razones para que los demó­cra­tas duden, inclu­so, has­ta para pien­sen que uno o dos de los hombres del JNE estén desem­peñán­dose como espe­cia­lis­tas en el diseño de ese pro­gra­ma diri­gi­do a favo­re­cer a algu­no de los com­pe­ti­dores. Y si fue­ra así, tam­po­co es difí­cil dedu­cir que el volu­men de los votantes de trein­ta dis­tri­tos de Lima, pue­da incli­nar la balan­za elec­to­ral a favor del can­di­da­to pre­fe­ri­do por el JNE, que desde lue­go, no será el más decente ni el menos des­ver­gon­za­do.
    Aunque la des­con­fian­za de que sean legí­ti­mas estas elec­ciones pre­si­den­ciales y congre­sales, no sólo ha sido ori­gi­na­da por las mons­truo­si­dades jurí­di­cas y las deci­siones anto­ja­di­zas de los miem­bros del jura­do elec­to­ral nacio­nal, sino tam­bién, la sus­pi­ca­cia ha sido gene­ra­da por la pro­pia ONPE que a pesar de varios pedi­dos de los ciu­da­da­nos, ha sido escru­pu­lo­sa­mente renuente a reve­lar el nombre de la empre­sa auto­ra de la ela­bo­ra­ción del soft­ware, cuyo diseño tam­po­co ha sido audi­ta­do por nin­gu­na ins­ti­tu­ción de garantía y pres­ti­gio. De modo que, el otro ele­men­to que defi­ni­ti­va­mente ha ter­mi­na­do por refor­zar la des­con­fian­za en la pobla­ción elec­to­ral ilus­tra­da que está vigi­lante de que no tuer­zan la volun­tad ciu­da­da­na, es el anti­ci­pa­do pro­nun­cia­mien­to de los enten­di­dos en esta mate­ria, quienes como cono­ce­dores del sis­te­ma, ase­gu­ran que el voto elec­tró­ni­co no garan­ti­za la iden­ti­dad secre­ta del ciu­da­da­no votante, por tan­to, vio­la la pri­va­ci­dad del voto.
    Los demó­cra­tas esta­mos noti­fi­ca­dos. Los ciu­da­da­nos hones­tos esta­mos adver­ti­dos. El voto elec­tró­ni­co es sos­pe­cho­so. Los ope­ra­dores no garan­ti­zan impar­cia­li­dad. La demo­cra­cia está en peli­gro. Este­mos aten­tos. El ‘fak­tor elek­tró­ni­ko’ está en mar­cha. El domin­go 10 de abril, puede ser tarde.
    *Escri­tor y per­io­dis­ta per­ua­no.

    • Hola Joan (y Denisse) ! Aho­ra esta en el sitio su arti­cu­lo. Fun­cio­na de mane­ra dis­tin­ta aho­ra Indis­ci­pline: hay que espe­rar que un mode­ra­dor pon­ga el arti­cu­lo en linea. Antes, cada uno podía publi­car. Pero fun­cio­na­mos mas como una revis­ta hoy día. Pero bue­no: gra­cias por tu arti­cu­lo, es siempre inter­esantes tener noti­cias de Perú (que sean bue­nas o malas…).
      No se si mucha gente lee cas­tel­la­no en el sitio. Vamos a ver si hay respues­tas o comen­ta­rios.

      Abra­zos